CONTÁCTANOS:

​​​​© 2023 por Cabrera & Medina. Creado con Wix.com

  • Instagram
  • Facebook Classic
Unknown Track - Unknown Artist
00:00 / 00:00

Noticias

di virgilio.jpg

Entrevista

 

Abogado de Ojeda denunció operación familiar y desmintió que su defendido sea violador y Pai Umbanda

 

Fuerte revuelo causó en Ensenada la detención de Raúl Ojeda, un jubilado del Astillero Río Santiago, acusado de abusar sexualmente de su nieto cuando este tenía seis años, y durante un periodo de 18 meses, provocando en la víctima, que en la actualidad tiene 16, una incontrolable adicción a las drogas. Sin embargo, accediendo al derecho a réplica, Juan Pablo Molina, abogado del detenido, visitó la redacción de NOVA y desmintió la versión que circuló durante las primeras horas.

“Mi cliente no es violador, tampoco Pai Umbanda, él es un jubilado que fue víctima de la operación de Elisabeth Ojeda, una de sus hijas, quien armó una causa para manchar a su padre, a quien le debe dinero”, aseguró Medina. Asimismo, explicó que quien practica la religión Umbanda es la propia Elisabeth.

Ojeda tiene seis hijos, de los cuales tres están enfrentados con él por una deuda monetaria: “Ya hubo una causa anterior en la que mi defendido  fue absuelto, también sus hijos lo denunciaron por abusar de una nena de 5 años y nada de eso se comprobó”. Tras frustrarse este primer intento de privarlo de su libertad, uno de los hijos del detenido le habría dicho que el encargo de meterlo preso sería Enzo, otro de sus nietos. 

Tras estar internado en una clínica de recuperación a las adicciones, Enzo fue la carta de su madre y tíos para encarcelar al supuesto pai: “Al ser más grande, tiene mayores posibilidades de convencer a un juez o un psicólogo, declaró en Cámara Gesell a fines de diciembre del 2016”, disparó el abogado defensor.

El primer paso de Molina fue pedir la excarcelación extraordinaria de Ojeda y, consecuentemente, un arresto domiciliario por sus 71 años de edad.

El jurista se mostró sorprendido por la falta de pruebas con que la justicia decidió apresarlo: “La única prueba que hay es la declaración del chico, que denunció que su abuelo lo obligaba a practicarle sexo oral”. Ni el fiscal Álvaro Garganta ni la jueza de Garantías Marcela Garmendia, en el marco de una investigación del Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la DDI La Plata, lo han llamado a declarar a Ojeda.

El abogado contó que los vecinos de Pasaje 25 de Mayo entre Linares y Saavedra harían una manifestación en defensa del detenido, exigiendo su libertad por falta de méritos y denunciando falsas acusaciones.

“Los abuelos cuidaban a su nieto de lunes a viernes, pero Ojeda casi no lo veía por su trabajo en Astillero, la encargada de cuidarlo era su abuela”, sostuvo el abogado. De este modo, explicó que su defendido se iba a las 6:30 de la mañana de su casa y volvía a las 18 horas: “Estuvo construyendo el barco cuando se hizo el gasoducto Argetina-Uruguay cuando data la denuncia”, concluyó. 

Artículo de Opinión

 

Fronteras: Marcando el Límite y diciendo NO al Trabajo Infantil

22 de febrero de 2015 a las 13:44

 

Ayer tuve la oportunidad de ver el segundo capítulo de la miniserie Fronteras que se convierte sábado tras otro en una cita obligada que me mantiene intrigada en conocer el tópico de la noche. El que me ocupa y me concierne profesionalmente en este momento es la situación que se muestra a lo largo del capítulo en relación al trabajo infantil en plantaciones de yerba mate en la provincia de Misiones.

Para aquellos que nunca han visto el mencionado programa de televisión, el mismo fue ganador de varios premios y trata sobre una médica que luego de llevarse la gran decepción de no ser ascendida al puesto de trabajo esperado, como pediatra en un hospital de la Ciudad de Buenos Aires, huye y se instala a trabajar como tal en un Hospital en Misiones, donde allí, además de encontrarse con personajes particulares con los que no está acostumbrada a tratar y a convivir, se va encontrando con ella misma, con su soledad, sus miedos, entre otros cosas que la ponen al límite o en una frontera que deberá enfrentar.

Volviendo al tema que me convoca, que es más jurídico que guionístico, pienso en la paradoja humana de como el Mate ha sido declarado en Argentina como "Infusión Nacional" por la Ley 26.871 mientras que niños mueren por realizar estos trabajos en plantaciones yerberas, sin perjuicio de otras actividades en esta y en otras provincias de nuestro país que mantienen cautivos y en constante riesgo a los niños y sin que ninguna autoridad acabe con este despiadado negocio multimillonario que llena los bolsillos de políticos, autoridades de seguridad y empresarios a costa de la explotación y el trabajo de miles de familias y menores a lo largo y a lo ancho de nuestro territorio.

Hace un tiempo atrás estaba promocionando junto al resto de los abogados del Estudio Molina & Di Virgilio la concurrencia del público a los cines para ver la película "La Cáscara Rota" de Florencia Mujica que muestra una similar realidad pero en un lugar mucho más cercano para los bonaerenses, el trabajo infantil y la muerte de un chico de siete años en una granja avícola de la localidad de Pilar por manipulación de sustancias nocivas. El caso, verídico, fue lo que disparó la realización de dicha producción cinematográfica. Como estos miles y cientos de casos.

La situación específica que vive la provincia de Misiones es devastadora, los números y las estadísticas no solo reflejan el grave problema de explotación y trabajo infantil, sino problemas colaterales como ser el trabajo en negro, marginalidad y esclavitud a la que son sometidas las personas y los niños que emplean en este ciclo productivo. De dicho lugar proviene el 90% de la yerba mate que consumimos a diario en nuestro país y el 60% de lo que se exporta para consumo en otros países del mundo. 

Algunos datos*:

> Los niños que son tomados a trabajar tienen entre 4 a 13 años, son utilizados para la preparación y cultivo de los ingredientes, manipulando agroquímicos y herramientas filosas. 

> Viven en zonas alejadas junto con su familia, que también son tomados para el trabajo en estas plantaciones.

> El 80% de familias que cosechan Yerba Mate tienen letrinas y el 40% no acceden al agua potable.

> El 60% de niños cuyas familias cosechan Yerba Mate no tienen cobertura de ningún tipo.

> El 16% de los menores no concurrió nunca a la escuela y se dedica a el trabajo rural para ayudar a subsistir a su familia.

 

Es claro que los adultos no perciben un salario digno y con un básico de $4.000 deben sostener a toda la familia que con ellos trabajan y los niños, consecuentemente, son sometidos a condiciones infrahumanas de alimentación e higiene. No hay que olvidar que la Argentina ha firmado numerosos Tratados Internacionales por la erradicación de la violencia y en contra de la explotación y el trabajo infantil que hasta el momento, solo es letra muerta de leyes que no se adaptan en la práctica para la búsqueda de la eliminación de semejante conflicto.

 

Como reflexión a la exposición de esta grave situación, que es es más profunda de lo que aquí se plantea, instamos a las autoridades ejecutivas y judiciales provinciales y nacionales a que tomen decisiones tendientes a TERMINAR CON EL TRABAJO INFANTIL y a CUMPLIR CON LA NORMATIVA vigente que protegen a NUESTROS NIÑOS y alTRABAJO DIGNO, sacando el manto de corrupción que existe tras tan inhumano negocio. Asimismo a la ciudadanía a denunciar y poner fin a todas las situaciones que puedan llegar a su conocimiento, ya que nuestra FRONTERA y nuestro LIMITE ha de ser el avasallamiento de los Derechos de los Niños que no tienen ni el conocimiento ni la suficiente fortaleza para hacerlos valer en su nombre.

 

 By MARIA A. DI VIRGILIO

 

ABOGADA SOCIA Estudio Molina & Di Virgilio

MAGISTER EN DERECHO DEL TRABAJO Y 

RELACIONES LABORALES INTERNACIONALES.

 

FUENTES:

*Universidad Nacional de Misiones - Facultades de Humanidades y Cs. Sociales del 01/10/2012

*Fuente Fotográfica: http:pablovalle.com.ar

 

 

Doctrina 

 

DERECHO DE ALIMENTOS

Nuestra legislación define a los alimentos como toda prestación en dinero o especie, que una persona tiene derecho a recibir de otra por una obligación legal. En nuestro Código Civil en el art. 372 cuando expresa: "La prestación de alimentos comprende lo necesario para la subsistencia, habitación y vestuario correspondiente a la condición del que la recibe, y también lo necesario para la asistencia en las enfermedades", la jurisprudencia tiene dicho que también se consideran alimentos otras prestaciones como los gastos  educativos, esparcimiento, funerarios, etc.

 

La demanda por alimentos puede iniciarse sin previa sentencia de divorcio. El otorgamiento de alimentos a la esposa solo es para el caso de que esta sea declarada inocente en el juicio de divorcio, siempre y cuando acredite su condición de desamparada.

 

En el caso de los hijos, ante la separación de los padres, debe mantenérseles en la medida de las posibilidades las mismas condiciones de vida que tenían mientras sus padres cohabitaban, en el caso que lo hubieran hecho.

 

¿Quien debe prestar alimentos? 

Si ambos trabajan contribuirán en proporción a sus ingresos.

Si trabaja solo uno de ellos, la otra parte deberá estimar y probar los ingresos del otro. Puede solicitar un porcentaje de los ingresos del ex cónyuge o un monto fijo mensual. Reclamará alimentos la madre o padre en su caso, quien tenga la necesidad de ser asistido dado que no puede procurárselos por sí mismo.

 

Actualmente las cuotas alimentarias varían entre un 20 a un 40% de los haberes del alimentante, dependiendo de la decisión judicial. Si las ganancias no pueden establecerse se produce prueba sobre el nivel de vida y se presume cuáles son los ingresos que lo sustentan.

 

A su vez, existe la posibilidad (así lo estipula la ley) de que ante el incumplimiento del alimentante en la cuota alimentaria, ésta sea exigida a los parientes por consanguinidad, ascendientes o descendientes sin límite de grado; a igualdad de grado, el que esté en mejores condiciones para procurárselos. Debido a diferentes opiniones en cuanto quien está obligado a contribuir con los alimentos, la jurisprudencia tiene dicho que:

 

La obligación del pariente de prestar alimentos no es exigible sino a falta de otros más cercanos, o cuando éstos no están en condiciones de prestarlos.

La obligación alimentaria de los abuelos respecto de sus nietos es de carácter subsidiario.

 

Por ejemplo si el menor no recibe de su padre el aporte que necesita, pese a las gestiones realizadas por su madre y no pudiendo ser revertida esta situación de inmediato, se justifica que la abuela, de quien depende económicamente el padre, aporte a su nieto lo que éste necesita para completar sus más elementales necesidades.

 

En principio el alimentante debe abonar los alimentos en dinero. Pero puede acordarse total o parcialmente el pago en especie, esto es, mediante pagos concretos como el colegio, el club, la obra social, etc.

 

Mamá reclama los derechos de tu niño

 

    Dr. Molina Juan Pablo

              Abogado

Estudio Molina & Di Virgilio

 

 

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle